miércoles, 3 de diciembre de 2014

“Tomando muchos lácteos no fortalecemos los huesos, sino lo contrario”

Con el objetivo de fortalecer huesos y dientes, se toma demasiada leche y derivados lácteos; un exceso que puede derivar en osteoporosis, como ocurre en la población nórdica.

alga nori“Tomando más leche y derivados lácteos no fortalecemos los huesos”, afirma Adriana Ortemberg, naturópata y autora de libros sobre alimentación y salud. “El exceso provoca un desequilibrio, como ocurre en la población nórdica, que tiene niveles altos de osteoporosis, y está comprobado que es por este motivo”.
Popularmente existe la creencia de que hay que tomar un vaso de leche por la mañana, otro por la tarde, más quesos y yogures también a lo largo del día. “Es demasiado, a pesar de que es difícil valorar cuál sería la proporción correcta ya que todo depende del cuerpo de cada persona y de la alimentación que haga en general”.
La revista inglesa Time indica que los adultos necesitan unos mil miligramos al día, “para fortalecer los huesos, tener los dientes sanos y para que los músculos, las células y los nervios funcionen correctamente”.
Ortemberg comenta que también hay patologías que no regulan bien el calcio, lo que puede hacer que el organismo fabrique por exceso, y en consecuencia aparezcan “procesos tumorales”. Ahora bien, estos casos son patológicos.
La naturópata, autora de libros sobre cocina vegetariana, recuerda que el calcio se puede conseguir por muchas otras vías aparte de la leche, “que no provocarán ningún exceso, porque el cuerpo las regula perfectamente”.
Las algas marinas, las bebidas enriquecidas con calcio (justamente con algas), las verduras de hojas verdes, el sésamo y las almendras son algunos de los alimentos más ricos en calcio.
Las algas marinas, las bebidas enriquecidas con calcio (justamente con algas), las verduras de hojas verdes, el sésamo y las almendras son algunos de los alimentos más ricos en calcio. “La población de los países asiáticos, que come regularmente estos alimentos no tiene problemas por exceso de calcio”.
Aún existe otro factor indispensable para que la alimentación rica en calcio se fije bien en los huesos, que es la vitamina D. “De la vitamina D nos beneficiamos por el sol, tomado con medida, pero también por el pescado, por ejemplo”.
La revista inglesa Time señala algunos ingredientes que proporcionan bastante calcio: brócoli, con 86 miligramos por 100 gramos. “Además del calcio, contiene casi el doble de vitamina C que una naranja”. Aparte de que “los estudios demuestran que las dietas ricas en verduras crucíferas como el brócoli bajan el riesgo de cánceres como los de colon y vejiga”.
Time considera la col kale, que aporta 101 miligramos por 100 gramos, un superalimento, porque tiene vitamina C, vitamina A y vitamina K. También es recomendada para las dietas de adelgazamiento, porque es poco calórica.
Los higos secos, con una proporción de 121 miligramos por 100 gramos, que también aportan fibra, potasio y magnesio, “un nutriente que el cuerpo utiliza en más de 300 reacciones biomecánicas, como el mantenimiento de la función muscular, el del ritmo del corazón, así como el fortalecimiento de los huesos”.
Las naranjas: 74 miligramos en una naranja grande y 27 miligramos en un zumo de naranja. Además también son bajas en calorías y ricas en antioxidantes, que son las aliadas para que las células no envejezcan.
Las sardinas, con una proporción de 351 miligramos por 130 gramos. Además del calcio, son una fuente de vitamina B12, nutriente clave para la salud del cerebro y el sistema nervioso, y de vitamina D.
Frijoles, con una proporción de 63 miligramos por 50 gramos. Además son ricos en fibra, proteínas y hierro, y una de las fuentes de potasio.
Tofu, con 434 miligramos por 50 gramos. Gran conocido de las cocinas vegetarianas.
Almendras: 75 miligramos por 33 gramos, que correspondería a 23 almendras enteras. Además, las almendras son ricas en vitamina E y potasio.

miércoles, 29 de octubre de 2014

  • PROPIEDADES DEL REICHI





  • Polisacáridos, peptidoglicanos y heteropolisacáridos
  • Triterpenos (ácidos ganodéricos clasificados de la A  Z) con actividad tipo antihistamínica (A, C y D), hepatoprotectiva (R), anti-hipertensiva (B,D,F,H,K,S,Y) , hipocolesterolémica (M,F), ACE-inhibidor (ganoderol B) y antiagregante plaquetario
  • Sales minerales (Hierro, Zinc, Manganeso, Magnesio, Potasio, Germanio, Calcio)
  • Vitaminas del grupo B (en particular Vit B9)
  • 17 aminoácidos entre los cuales todos los esenciales
  • Esteroles y sustancias tipo cortisona
  • Adenosina y guanosina con efecto antiagregante plaquetario, miorelajante (músculo esquelético) y sedativo del SNC

  • Fatiga crónica y siempre que necesitemos aumentar el sistema inmunológico.
  • Su acción antioxidante hace del Reishi un buen aliado en la lucha contra los radicales libres.
  • El Reishi ha sido recomendado tradicionalmente para los problemas de la "mente" como el insomnio, la ansiedad y el estrés.
  • También se dice que es útil para enfermedades inmunológicas, infecciones virales, diabetes, para mejorar la función mental, la enfermedad de altura, las úlceras.
  • Puede ser un buen complemento ante enfermedades cardiovasculares ya que se le atribuyen reductores del colesterol, de la hipertensión, antiagregantes plaquetarios, efectos anticoagulantes. Investigadores en China encontraron que el Reishi mejora el flujo sanguíneo y baja el consumo de oxígeno del músculo cardíaco.
  • En 1990, investigadores del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en San Antonio, encontraron que el Reishi también puede ser eficaz en inflamaciones osteoarticulares, tortícolis y contracturas musculares.
  • El Reishi se suele usar en China para el tratamiento de problemas del hígado como las hepatitis y la cirrosis.
    • Colabora en la lucha contra las enfermedades alérgicas, incluyendo el asma y las dermatitis.
  • En Japón se han conducido extensos estudios del Reishi en la investigación contra el cáncer. Puede ser, pues, un buen aliado en la prevención de procesos oncológicos. El Dr. Morishige afirma que eso es gracias a unos polisacáridos llamados Beta-D-glucán que fortalecen nuestro sistema inmunológico. Su gran experiencia con el Reishi también le han llevado a confirmar que altas dosis de vitamina C incrementan la efectividad de este hongo (la dosis dependerá de cada caso y será nuestro médico quien la recomiende).
Efecto sobre el Sistema Inmune:
  • Actuación por exceso crea alergias, inflamaciones, hepatitis etc…
  • Aisla, frena y reduce la excesiva producción y secreción de histamina, mejorando asi el asma bronquial y la bronquitis crónica de tipo alérgico.
  • Según el Dr. Andrew Weil, de la Universidad de Harvard, los compuestos de lanostina identificados en el Reishi tienen un efecto tónico en las personas que padecen asma y otro tipo de alergias.
  • Mejora el funcionamiento de las glándulas suprarrenales, normalizando la secreción de sus hormonas.
  • Previene la predisposición alérgica.
  • En relación a las enfermedades inmunes, regula la  respuesta del sistema inmunológico.
  • Reduce algunos síntomas de las enfermedades auto inmunes (por ejemplo: artritis reumatoide), como el dolor , gracias a la endorfina (componente del Reishi) y la inflamación, gracias al acido ganoderico D y la lanostina. (componentes del Reishi
Efecto Cardiovascular:
  • Hipotensor arterial: puede disminuir entre un 10 y 20% la tensión arterial, tanto diastólica como sistólica.
  • Cardiotónico: mejora el flujo sanguíneo al corazón, disminuye el consumo de oxígeno del músculo cardiaco, es útil en el tratamiento de la angina de pecho.
  • Hipocolesterémico: debido a la presencia de lipoproteínas de baja densidad (ácido oleico) diminuye la concentración de colesterol en mas del 50% de los pacientes que utilizan el hongo por más de 4 meses. Los estudios clínicos no demuestran descensos significativos en las cifras de triglicéridos y de glicemia.
  • Antiarterioesclerótico: disminuye la producción de la placa ateromatosa que restringe el flujo sanguíneo por estrechamiento de las arterias dando como resultado la ateroesclerosis.
Efecto Adaptogénico:
  • Atenúa los síntomas del cansancio.
  • Disminuye el estrés y la fatiga crónica.
  • Mejora algunos síntomas de trastornos neuropsiquiátricos tales como: insomnio, anorexianerviosa y Alzheimer.
Efecto Depurativo:
  • Función depurativa de la sangre y función reguladora del sistema inmunológico.
  • Normalizar y equilibrar las diferentes funciones del organismo sin causar efectos perjudiciales (adaptógeno).
  • Su principal vehiculo de actuación es la sangre, a través de ella limpia y elimina los excesos de impurezas facilitando el adecuado funcionamiento del sistema circulatorio y favoreciendo la respuesta inmunológica.
  • Activa las autodefensas propias y originales del cuerpo.
Efecto Hepatoprotector:
  • Restaura y normaliza el funcionamiento de las células hepáticas dañadas. (Regenerador hepático).
  • Rebaja la inflamación del hígado, gracias a la acción regeneradora de los polisacáridos, mejorando la hepatitis.
  • Acelera la descomposición del alcohol.
  • Evita oxidaciones producidas por sustancias toxicas.
  • Previene los estados cirróticos.
Efecto en Diabetes:
  • Actúa de forma similar a la insulina, inhibe la síntesis de glucosa y facilita su entrada en las células.
  • Reduce los niveles de glucosa en la sangre.
  • Mejora los síntomas de los diabéticos.
  • Mejora la respuesta auto inmune en caso de la Diabetes Mellitos-tipo
  • Previene la diabetes y evita alguna de sus complicaciones.
Efecto sobre Próstata:
  • Se ha demostrado según la investigación realizada por el profesor Fujita R. y sus colaboradores de la Facultad de Agricultura, de la Universidad Kyushu, en Japón, que los extractos de Reishi producen la mayor actividad inhibitoria de la 5-alfa-reductasa, por lo que con su tratamiento inhibe significativamente el crecimiento de la próstata inducido por hormonas, por lo que se concluye que el Ganoderma lucidum (Reishi) puede ser útil para el tratamiento de la Hiperplasia prostática benigna.
  • Normaliza la tensión arterial (adaptógeno). Se considera que son los Tripéatenos identificados en el Reishi, los componentes que reducen los niveles elevados de tensión arteria

Los efectos secundarios del Reishi incluyen mareos, sequedad de boca y de garganta, sangrado nasal y molestias abdominales; estos efectos raros puede aparecer con un uso continuo e inmoderado después de largos períodos. Las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia deben consultar a un médico antes de tomar Reishi.
Como puede aumentar el tiempo de sangrado, no se recomienda el uso del Reishi a las personas que toman anticoagulantes.

MELENA DE leon



CARACTERISTICAS BÁSICAS
Es un hongo comestible de carne blanca algo coriácea muy apreciado gastronómicamente en China y Japón (sabor parecido al de la langosta). Nutricionalmente destaca por su alto contenido proteico e importantes minerales que suelen escasear en la dieta habitual, tales como selenio, germanio y zinc.
PRINCIPALES COMPONENTES ACTIVOS DEL EXTRACTO
Contiene varios polisacáridos de efecto antitumoral como la FI-1a y FIII 2b, las Herinacina Ie, Herinacina H y otras Hericinacinas. Contiene además las Hericinonas A, B, C, D y E que inducen la producción de la hormona Factor de Crecimiento Nervioso (NGF = Neuronal Growth Factor).
ACCION TERAPEUTICA SEGÚN LA MTCH
Utilizado en esta medicina para el tratamiento de problemas gastrointestinales.
ACCIONES TERAPEUTICAS DEMOSTRADAS
Acción regeneradora del epitelio de las mucosas
gastrointestinales. La convierte en uno de los remedios indicados para los casos de ulceras gástricas y duodenales, inflamaciones crónicas de la mucosa, intestino irritable, enfermedad de Crohn y similares. La propiedad de regenerar el epitelio contribuye a la recuperación de la impermeabilidad del tubo digestivo y el restablecimiento de una flora intestinal sana, el primer paso para evitar las patologías resultantes del Síndrome de Intestino Permeable.
Distintos ensayos han demostrado la acción de las Hericinonas como estimuladoras de la renovación tanto de las neuronas como de la capa de mielina protectora. Otros estudios clínicos en relación a esta acción de la seta indican su utilidad en muchas patologías nerviosas, desde su acción adaptógena contra el estrés y el insomnio hasta el desarrollo del Alzheimer y del Parkinson. La hormona NGF juega un importante papel en las neuropatías periféricas y en especial las relacionadas con la diabetes. Un estudio con animales de laboratorio ha demostrado también la acción de la hormona contra la degeneración retiniana, causa frecuente de ceguera en los países industrializados. La regeneración de la capa de mielina es un factor decisivo en el tratamiento de la Esclerosis Múltiple.
Contiene polisacáridos de actividad inmuno-reguladora, especialmente indicado para el tratamiento del Síndrome del Intestino Permeable.
También polisacáridos estimuladores del sistema inmune y de acción antitumoral.
La seta es muy rica en SOD (SuperOxidoDismutasa) un potente antioxidante que previene contra todo tipo de degeneración celular, desde el cáncer hasta el Alzheimer.
PRECAUCIONES
Por ser inmunomodulador no debe ser consumido si se toman compuestos inmunosupresores.
No administrar durante el embarazo y la lactancia.
No administrar a menores de 6 años.
No administrar en caso de alergia a las setas.
PRESENTACION
En el mercado se encuentran varios extractos de esta seta, si bien se recomienda el uso del extracto estandarizado puro de producción ecológica y contenido en cápsula vegetal. De esta forma, se garantiza que se trata de un extracto natural que ha sido obtenido mediante procesos biotecnológicos no desnaturalizantes.
RECOMENDADO EN CASOS DE: 
  • Gastritis
  • Reflujo gastroesofágico (Hernia de hiato) Ulcera gástrica o duodenal
  • Dificultades digestivas
  • Disbiosis intestinal
  • Alergias e intolerancias alimentarias Síndrome de Intestino Permeable Inflamación de mucosas
  • Inflamaciones intestinales en general Colitis ulcerosa
  • Enfermedad de Crohn
  • Esclerosis Múltiple
  • Degeneración retiniana
  • Neuropatías de origen diabético o derivadas del alcoholismo Estrés
  • Insomnio
  • Depresión
  • Asma
  • Ansiedad
  • Alzheimer
  • Parkinson

viernes, 24 de octubre de 2014

Nuestros intestinos una caja de sorpresas




Un “segundo cerebro” funciona en el abdomen y regula emociones. Su red neuronal no elabora pensamientos, pero influye en el estado de ánimo y hasta en el sueño. Que se use la palabra “entripado” para referirse a un enojo podría no ser del todo metafórico.
Que el estómago “se cierre” en una situación estresante o que parezca poblado de mariposas ante el amor también tendría una explicación científica.El aparato digestivo está tapizado por una red de neuronas (células nerviosas) de tan amplio alcance que algunos científicos la han denominado “segundo cerebro”.
Ese cerebro, según estudios científicos recientes, influye en nuestro estado de ánimo, carácter y hasta en el ritmo de sueño.
Michael Gershon, investigador de la Universidad de Columbia, en los Estados Unidos, y autor de El segundo cerebro (The Second Brain), un libro de referencia en las investigaciones sobre el tema, explica que, conocido técnicamente como sistema nervioso entérico, el segundo cerebro está compuesto por capas de neuronas ubicadas en las paredes del tubo intestinal, y que contiene unos 100 millones de neuronas.
El pequeño cerebro que tenemos en las entrañas funciona en conexión con el grande, el del cráneo, y en parte, determina nuestro estado mental y tiene un papel clave en determinadas enfermedades que afectan otras partes del organismo.
Además de neuronas, en el aparato digestivo están presentes todos los tipos de neurotransmisores que existen en el cerebro. De hecho, el 95 por ciento de la serotonina, unos de los neurotransmisores más importantes del cuerpo, se encuentra en el intestino.
Sin embargo, aunque su influencia es amplia, se deben evitar confusiones: el segundo cerebro no es sede de pensamientos conscientes ni de toma de decisiones .
Como puede leerse en una nota publicada por la revista de divulgación científica Scientific American , gran parte de la potencia neurológica del segundo cerebro se concentra en la ardua tarea diaria de la digestión.
Emeran Mayer, profesor de Fisiología, Psiquiatría y Ciencias del Bio-comportamiento de la Universidad de California, le dijo a esa publicación que una gran parte de nuestras emociones probablemente se vea influida por los “nervios de los intestinos”.
En el mismo sentido, Gershon afirma que el bienestar emocional cotidiano quizá también dependa de mensajes que el cerebro intestinal envía al cerebro craneano.
Guido Iantorno, jefe de la Unidad de Motilidad Digestiva del Hospital Bonorino Udaondo, le explicó a Clarín que, aunque de modo indirecto, a través del eje cerebro-intestinal, el sistema nervioso entérico puede influir en situaciones emocionales y en otros síntomas como la hipersensibilidad al dolor.
Cuenta Iantorno que mediante tomografías computarizadas por emisión de positrones pudo comprobarse que, ante un estímulo en el intestino, en las personas con afecciones funcionales del aparato digestivo reacciona un sector del cerebro diferente del que reacciona en personas sanas.
“Esto significa que la corteza cerebral responde de diferente modo si se padece, por ejemplo, el síndrome de colon irritable”, dice Iantorno.
Algunos científicos piensan que en un futuro, algunos padecimientos intestinales podrían tratarse con terapias aplicadas a nivel neuronal.
De hecho, el síndrome de colon irritable en parte deriva de un exceso de serotonina en el intestino, y quizá podría ser considerado una “enfermedad mental” del segundo cerebro.
Los trabajos de Mayer con el sistema nervioso del intestino lo han llevado a pensar que, en los próximos años, la psiquiatría tendrá que ampliar su alcance para tratar el segundo cerebro además del que está sobre los hombros.
Consultado por Clarín vía correo electrónico, el científico Michael Gershon contó que ahora se sabe además que en el intestino hay células madre adultas que pueden reemplazar a las neuronas que mueren o son destruidas.
Además, afirmó Gershon: “El sistema nervioso entérico le habla al cerebro y este le responde.
El intestino puede afectar el humor, y la estimulación del nervio principal que conecta al cerebro con el intestino (el vago) puede ayudar a aliviar la depresión, y es usado para tratar la epilepsia”.
Para Gershon, el segundo cerebro tiene un papel en la mayoría de las cosas que enferman al intestino , desde el síndrome de colon irritable hasta las enfermedades relacionadas con la inflamación del intestino.
“Uno no puede vivir sin su sistema nervioso entérico.
Hasta la constipación de la tercera edad es un problema del segundo cerebro.
Necesitamos saber más sobre él para tener mayor información sobre cómo abordar muchos de los males más comunes de la humanidad”, le dijo el experto a Clarín
inteligencia digestivaTenemos dos cerebros: el de la cabeza y el del estómago
El estómago es una red extensa de neuronas (100 millones) interconectadas. Sestructura neuronal posee la capacidad de producir y liberar los mismos neurotransmisores, hormonas y moléculas químicas que produce el cerebro superior.
En nuestro sistema digestivo se produce y almacena el 90% de la serotonina de nuestro cuerpo; su función es esencial: absorción, aporte nutricional y movimientos musculares. Es la misma serotonina que en un 10% se crea en nuestro cerebro superior y de la que depende nuestro bienestar.
La famosa hormona de la felicidad la tenemos en el estómago, por eso debemos escuchar más al sistema digestivo. De cómo sintamos nuestras tripas depende nuestro ánimo. Si aprendemos a escuchar sus señales estaremos más sanos, perceptivos y equilibrados.
Desde la digestión podemos influir en nuestras emociones. Hay una relación continua de intercambio de información entre los dos cerebros. Un ejemplo: un estreñimiento crónico puede suponer una falta de serotonina, nos convierte en pesimistas y baja la libido.
Al cuidar tu estómago,  puedes mejorar tu estado de ánimo. Si empiezas a reconectar, sentir, entender lo que te sienta mal, ser consciente de lo que comes y cómo, en quince días notas un cambio. La gente que escucha sus tripas, se hace masajes y sabe comer, transmite más equilibrio, comprensión, paciencia y son más intuitivos.
Si mimamos y relajamos el abdomen nuestras neuronas estomacales producen benzodiazepinas, las moléculas que usamos como ansiolíticos para relajar e inducir el sueño y para descontracturar músculos. Hay muchas sustancias químicas que nosotros producimos y que si no somos capaces de liberar, manifestamos depresión, ansiedad o cansancio crónico.
Para liberarlas podemos comenzar con pequeños cambios: comer bien y con paz. Ir al baño sin prisa, unos 15 minutos. Nuestro intestino se mueve un centímetro al minuto, es una ola de movimiento muscular lenta, tranquila y equilibrada, hay que respetarlo. Es muy beneficioso hacer un automasaje en la tripa, movimientos muy suaves empezando por el lado derecho y avanzando en el sentido de las agujas del reloj; eso relaja el sistema digestivo. Hacer diariamente diez minutos de estiramientos.
A media tarde, cuando aparece el cansancio, respirar con la barriga durante diez minutos. Un vaso de agua caliente en ayunas con unas gotitas de limón o menta activa la función muscular del estómago, vesícula e intestino. De vez en cuando un fin de semana de depuración a base de batidos de verduras es aconsejable. Y ejercicio regular.
Del sistema digestivo también depende nuestra piel. Nuestro sistema digestivo representa el 70% de las defensas. Si uno come mal, tiene mucho estreñimiento o gastroenteritis, infecciones, o toma muchos antibióticos, se trastorna todo el tráfico, es decir la función de filtrar, defender, eliminar y absorber.
Cuando este sistema depurativo, el más grande del cuerpo, funciona mal, otro órgano, como la piel, coge su función. Las consecuencias son dermatitis, psoriasis, acné, piel atópica, manchas… síntomas cuyo origen en un 80% es intoxicación interna.
Hay una conexión directa entre el envejecimiento precoz y procesos degenerativos tanto de piel y articulaciones con la salud del estómago. Ya lo estudió Iliá Mechnikov, premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1908, la fermentación pútrida en el intestino es la razón principal del envejecimiento precoz. Y el estreñimiento y la putrefacción proteica están vinculados al desarrollo del cáncer y a los procesos degenerativos sistémicos prematuros. Si la célula esta bien nutrida e hidratada y mantiene adecuadamente el proceso de eliminación y desactivación de las toxinas y de los radicales libres, puede estar joven y activa durante mucho tiempo.
Con la vida que llevamos (sedentaria, estresada, alimentación cuya calidad no está muy controlada…) no eliminamos todo lo que ingresamos y por tanto absorbemos toxinas, sufrimos putrefacción, inflamación, intoxicación y bajan las defensas. Un tratamiento para el colon una vez al año es muy recomendable.
Es recomendable que de vez en cuando, durante un mes, se retiren de la dieta trigo, azúcar, lácteos y alcohol; y fuera cereales, salvo arroz, avena y algo de centeno.
segundo cerebroNuestro segundo cerebro no piensa, pero siente
Pensar que el intestino actúa como un segundo cerebro no es algo nuevo si vemos como piensan las culturas más orientales. Para ellos, el vientre era y es el centro de la energía vital del organismo, donde se integran mente y cuerpo.
El pequeño cerebro que tenemos en las entrañas funciona en conexión con el grande, el del cráneo, y en parte determina nuestro estado mental y tiene un papel clave en determinadas enfermedades que afectan otras partes del organismo. Además de neuronas, en el aparato digestivo están presentes todos los tipos de neurotransmisores que existen en el cerebro. De hecho, el 95 por ciento de la serotonina, unos de los neurotransmisores más importantes del cuerpo, se encuentra en el intestino.
Sin embargo, aunque su influencia es amplia, se deben evitar confusiones: el segundo cerebro no es sede de pensamientos conscientes ni de toma de decisiones . Como puede leerse en una nota publicada por la revista de divulgación científica Scientific American, gran parte de la potencia neurológica del segundo cerebro se concentra en la ardua tarea diaria de la digestión.
Emeran Mayer, profesor de Fisiología, Psiquiatría y Ciencias del Biocomportamiento de la Universidad de California, le dijo a esa publicación que una gran parte de nuestras emociones probablemente se vea influida por los “nervios de los intestinos”. En el mismo sentido, Gershon afirma que el bienestar emocional cotidiano quizá también dependa de mensajes que el cerebro intestinal envía al craneano.
Guido Lantorno, jefe de la Unidad de Motilidad Digestiva del Hospital Bonorino Udaondo, le explicó a Clarín que, aunque de modo indirecto, a través del eje cerebrointestinal, el sistema nervioso entérico puede influir en situaciones emocionales y en otros síntomas como la hipersensibilidad al dolor.
Cuenta Lantorno que mediante tomografías computadas por emisión de positrones pudo comprobarse que, ante un estímulo en el intestino, en las personas con afecciones funcionales del aparato digestivo reacciona un sector del cerebro diferente del que reacciona en personas sanas. “Esto significa que la corteza cerebral responde de diferente modo si se padece, por ejemplo, el síndrome de colon irritable”, dice Iantorno.
Algunos científicos piensan que en un futuro, algunos padecimientos intestinales podrían tratarse con terapias aplicadas a nivel neuronal. De hecho, el síndrome de colon irritable en parte deriva de un exceso de serotonina en el intestino, y quizá podría ser considerado una “enfermedad mental” del segundo cerebro.
Los trabajos de Mayer con el sistema nervioso del intestino lo han llevado a pensar que, en los próximos años, la psiquiatría tendrá que ampliar su alcance para tratar el segundo cerebro además del que está sobre los hombros.
Consultado por el Clarín vía correo electrónico, el científico Michael Gershon contó que ahora se sabe además que en el intestino hay células madre adultas que pueden reemplazar a las neuronas que mueren o son destruidas.
Además, afirmó Gershon: “El sistema nervioso entérico le habla al cerebro y este le responde. El intestino puede afectar el humor, y la estimulación del nervio principal que conecta al cerebro con el intestino (el vago) puede ayudar a aliviar la depresión, y es usado para tratar la epilepsia”.
Para Gershon, el segundo cerebro tiene un papel en la mayoría de las cosas que enferman al intestino, desde el síndrome de colon irritable hasta las enfermedades relacionadas con la inflamación del intestino. “Uno no puede vivir sin su sistema nervioso entérico.
Hasta la constipación de la tercera edad es un problema del segundo cerebro. Necesitamos saber más sobre él para tener mayor información sobre cómo abordar muchos de los males más comunes de la humanidad”

lunes, 22 de septiembre de 2014

COMO BEBER LA SALUDABLE AGUA DE MAR

En definitiva, “Cómo beber agua de mar” es una buena guía práctica para aquellos que quieran hacer el paso e incorporar el agua de mar en su dieta diaria o para usarla puntualmente y aprovechar sus propiedades
Saludable Agua de Mar… beber agua de mar
Hemos publicado ya algún artículo explicando los beneficios del agua de mar. Para los que estén interesados en profundizar y se hayan quedado con dudas en la parte más práctica, sobre cómo beberla, os hablamos del librito cuyo nombre es más que explícito: Cómo beber agua de mar.
MÚLTIPLES VENTAJAS

El autor de esta publicación, Mariano Arnal, quiere romper con el mito que el agua de mar no se puede beber pero va más allá y destaca sus excelentes propiedades y defiende su uso habitual como forma para mejorar nuestra calidad de vida.
El agua marina, según explica el libro, tiene un valor único ya que tomándolafacilitamos al cuerpo todos los elementos de la tabla periódica, lo cual no se puede conseguir con ningún otro alimento o bebida.
El libro explica algunas de las propiedades del agua que mencionamos someramente (se puede profundizar sobre ellas en el libro): alcalinizador del medio interno (si tenemos un pH alcalino será más difícil que desarrollemos enfermedades),regulador del medio internonutriente celularreconstituyentedentrífico ycolutoriolaxantepurgantedesinfectante y cicatrizante para infecciones de boca, estomacal y neutralizador de la acidez de estómago.

Además, tomada antes de comer calma el apetito, lo cual la hace apropiada paraperder peso.
SÍ SE PUEDE BEBER

Arnal quiere romper con el mito que una persona no puede vivir más de 3 días bebiendo exclusivamente agua de mar y explica una experiencia en la que él y unos compañeros hicieron en Fuerteventura. Un grupo de ellos afrontó el reto de ser náufragos voluntarios y sobrevivir tomando únicamente agua.

El experimento fue un éxito. Luego, ¿por qué hay náufragos que mueren al tomar agua? La respuesta es porque no se la beben adecuadamente.
El agua tiene una concentración de sales de 36 gramos de sal por litro de agua cuando nuestro medio interno tiene 9 gramos por litro. Si nos la tomamos tal cual, nuestra concentración de sal sube tanto que los tejidos del cuerpo deben liberar agua para que la proporción de sales del agua que hemos tomado vuelva a ser de 9 gramos por litro. Y eso conduce a diarreas y a la deshidratación.

La solución en el experimento fue tomar una cucharada de agua de mar cada 20 minutos, bebiéndola muy despacio y dejando que la saliva reduciera la salinidad del agua ingerida.
¿CÓMO BEBERLA EN EL DÍA A DÍA?

Y llegamos al quid de la cuestión: ¿cómo tomar el agua? Una forma, aunque no muy práctica en la vida cotidiana, es la que acabamos de mencionar. Otra manera más cómoda que explica el libro es beberla de forma isotónica. Eso se puede hacer rebajando agua de mar con agua dulce o bien añadiendo agua de mar al agua dulce.
Si tenemos en cuenta que la cantidad de sales recomendadas diariamente es de unos 9 gramos al día y partiendo de la base que el agua de mar tiene 36 gramos de sales por litro, la cantidad a tomar que recomienda Mariano Arnal es de un cuarto de litro de agua de mar al día mezclada con agua, zumos u otro tipo de bebida en una proporción de una parte de agua de mar por tres partes de la otra bebida.
PRECAUCIONES PREVIAS

El autor aconseja tomar tres precauciones antes de hacer el paso. La primera escomprobar que no somos intolerantes al agua de mar tomando pequeñas cantidades para verificar que sienta bien.

La segunda es calcular la cantidad y frecuencia de bebida ya que hay gente que es más propensa que otra a tener diarrea al beber agua de mar. La tercera es hacer mezclas con zumos o bien con agua normal con unas gotas de limón. Este último truco es bueno para no aborrecer el agua de mar antes de habernos habituado a beberla.
Todo esto dando por supuesto que no sufrimos ninguna enfermedad en la que la ingesta de sal sea contraproducente.
OTRAS FORMAS DE TOMARLA

Si no se quiere llegar a ese extremo o como paso intermedio, el libro asegura que es bueno enriquecer el agua normal aunque sea con un tapón por litro con lo que conseguimos una excelente agua mineral con más componentes que cualquier de las aguas de manantial.
Hay otras formas de tomar la sal para finalidades más concretas.
Por ejemplo, se puede tomar hipertónica (sin diluir) y en cantidad abundante si queremos que actúe como laxante o purgante. Y podemos ingerirla igualmente hipertónica pero en pequeños sorbos como desinfectante bucal, dentrífico o

SAL LÍQUIDA PARA LA COCINA

Otro uso muy apropiado del agua de mar es en la cocina. El autor es contrario a la sal de cocina convencional ya que, según explica, debido a los intereses industriales, es una sal muerta que sólo tiene cloruro de sodio y, en los mejores de los casos, yodo.

Esta sal empobrecida nos priva de los muchos elementos beneficiosos del agua del mar por lo que usarla proporciona un gran enriquecimiento de nuestra dieta.
A modo de atención, el libro alerta de la gran cantidad de sal que la industria añade a los alimentos que ya de por sí sola supera la capacidad que tienen los riñones para asimilarla y aboga por un uso más racional de la sal en la industria alimentaria y un control de los alimentos que tomamos.
En definitiva, “Cómo beber agua de mar” es una buena guía práctica para aquellos que quieran hacer el paso e incorporar el agua de mar en su dieta diaria o para usarla puntualmente y aprovechar sus propiedades.Cómo beber agua de mar

SILICIO ORGANICO Y SUS GRANDES PROPIEDADES

Silicea balsamEl Silicio está presente en el organismo en muy pequeñas cantidades. Su símbolo es Si y su número atómico 14. Es el segundo elemento más importante de la corteza terrestre (27,7% en peso) después del oxígeno. Sus propiedades son intermedias entre las del carbono y el germanio.
Es un metaloide con marcado lustre metálico y sumamente quebradizo. Por lo regular, es tetravalente en sus compuestos, aunque algunas veces es divalente, y es netamente electropositivo en su comportamiento químico. Además, se conocen compuestos de silicio pentacoordinados y hexacoordinados.
El ser humano es incapaz de transformar en silicio mineral que ingiere en silicio orgánico ya que el primero de ellos no es asimilable por el organismo humano, sino que para dicha transformación se requieren plantas o microorganismos.A pesar de que realiza múltiples funciones en nuestro cuerpo, la más importante sin duda es su papel en la formación del tejido conjuntivo y con ello, en la estructura del cabello, la piel y las uñas
La cantidad de silicio orgánico en el hombre disminuye de forma irreversible a medida que envejecemos, sobre todo a partir de los 40 años. Uno de los primeros signos de falta de silicio orgánico son los problemas articulares, que afectan a miles de personas en todo el mundo y cuya causa es la deficiencia de silicio orgánico continuada de nuestra alimentación. Además, el ácido silícico es una sustancia básica para el tejido de sostén que requieran consistencia y firmeza, los huesos, los cartílagos y los dientes.
Se absorbe en el intestino y se elimina por la orina.
.
Funciones que desempeña:
Estas son algunas de sus funciones más importantes:
  • Ayuda a reducir los niveles de colesterol malo LDL.
  • Nos ayuda a regular la tensión arterial.
  • Nos protege de enfermedades cardiovasculares.
  • Su presencia es indispensable en la síntesis del colágeno.
  • Ayuda a mantener músculos y tendones en buen estado.
  • Se ha comprobado que el silicio orgánico, elemento fisiológico de la sangre y el tejido, es fundamental en la asimilación del calcio, el fósforo, el magnesio y en la síntesis de la vitamina D.
.
Su déficit puede provocar:
Su carencia puede ocasionar una serie de trastornos, estos son algunos de ellos:
  • Problemas articulares afectando a cartílagos y huesos.
  • Menor elasticidad en la piel.
  • Debilidad en uñas y pelo.
  • Alteraciones importantes cardiovasculares.
  • Falta de elasticidad en las venas.
  • Artritis reumatoide u osteoartritis.
  • Mayor lentitud en la cicatrización de quemaduras, heridas y roturas.
.
Causas que favorecen su deficiencia:
Estos son algunos de los motivos por lo que el silicio puede ser escaso en el organismo:
  • El envejecimiento.
  • El abuso continuado de alimentos refinados y procesados.
  • Dieta alimenticia pobre y escasa.
.
Nutrientes sinérgicos:
La combinación con cualquiera de estos elementos, potenciará el efecto del silicio:
.
Alimentos ricos en Silicio:
A pesar de que puede encontrarse en otros, estos son los más importantes:
Origen vegetal: AguacateAlfalfaArroz integral. Caña de azúcar. Cassis. CebollaCola de caballoDiente de leónEneldo. Espinacas.FresaHarina de avena integral. Judías verdes. LechugaMastuerzo.  Pasas. PepinoPerejilPlátanosPuerrosRemolachaSalvado de trigo.TomatesZanahoria. La pectina de los cítricos y los alginatos.
Origen animal: Queso.
.
Enfermedades en la cuales su uso puede hacerse aconsejable:
Estas son algunas de las enfermedades y situaciones en las que el uso del silicio, puede estar recomendado:
Sistema circulatorio/Vascular: Arteriosclerosis. Flebitis. Insuficiencia vascular. Varices.
.
Otros:
  • Acné.
  • Exceso de colesterol.
  • Hipertensión arterial.
  • Trastornos en la elaxticidad de la piel.
  • Trastornos de la córnea.
  • Vejez prematura.
  • Ademas podemos utilizarlo para uso externo dando muy buenos resultados en estrias,celulitis, manchas
  •  acne, y arrugas profundas ,llagas vocales etc.....